sábado, 17 de agosto de 2019

Juegos de pareja


Sé que esta vez Miquel va a alucinar. No se lo espera, podrá hacer conmigo lo que quiera. Creo que me he superado. Fue buena idea pedirle a Marta que me dejase las llaves de este lugar, de todas formas ella está fuera del país y no volverá hasta dentro de seis meses. Cuando Miquel entre por esa puerta y me vea aquí, desnuda y esposada a esta columna, dentro de esta cabaña abandonada en medio del bosque, va a alucinar. Esto de jugar a “aquí te pillo y aquí te mato” creo que ha sido la mejor solución para arreglar nuestros problemas de pareja. El sexo es importante para seguir unidos, y estos juegos han conseguido mantener la llama encendida. ¡Vaya subidón que llevo! He dejado la llave de las esposas a posta junto con la ropa, en el otro dormitorio, para hacerlo más emocionante. Solo él podrá salvarme de este cautiverio y entonces me entregaré a él, a mi salvador.  ¡Ufff! Creo que me estoy excitando yo sola, esta vez va a ser la bomba.

***
Carretera comarcal de Inca, Mallorca.

—¿Qué tenemos, Alex?
—Miquel Costa Pérez, de 36 años. Al parecer iba con exceso de velocidad y se salió de la calzada. Ahora los bomberos están intentando excarcelar su cuerpo sin vida, o lo que queda de él.
—¿Han avisado a sus familiares?
—Estamos intentando contactar con su mujer, Susana Martínez García, pero no contesta al móvil y no está en su domicilio. Hemos llamado a su trabajo y nos comentan que está de vacaciones. Nadie sabe nada.
—¡Joder! Cualquiera diría que se hubiera perdido en medio del monte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario